21 jun. 2007

Poemitas en "Mercaderes y Banqueros de la Edad Media"

Mi querido Teófilo,
Mientras aguardo aún, con una paciencia algo desesperanzada, algo desencantanda y muy obstinada, aquello que di en llamar "parte 2" de su última entrada, le envío estos recortes de unos poemitas muy bonitos:
"qu'il fait chaud et seri,
Que l'erbe es vert et rosier sont flori.
................................................................
Lors commecierent marcheant a errer
Qui les avoirs ont a vendre aporté,
Des le matin que il fu ajorné,
De si au soir que il fut avespré
Ne finent il de venir ne d'aller,
Que tote en fu emplie la cité.
De fors la vile se loge e mi le pré,
Et ont lor tres et paveillons fermez."
(Cuando hay tibieza y calma, es verde la hierba y los rosales están en flor. Entonces empiezan a errar los mercaderes que trajeron sus bienes para la venta, desde la mañana, al nacer el día, hasta la tarde en que anochece, no cesan de ir y venir y llenan la ciudad. Fuera de los muros se instalan en el prado, y establecen sus tiendas y pabellones.)
"Si sont li changeurs en la tire
Qui davant eulx ont leur monnoye:
Cil change, cil conte, cil noie,
Cil dit: "C'est voirs", cil: "C'est menconge."
Onque yvres, tant fust en songe,
Ne vit en dormant la merveille
Que puet cy veoir qui veille."
(Esta es la fila de los cambistas que ante sí tienen sus monedas: este cambia, este cuenta, este limpia, este dice: "Es verdad", aquél: "es mentira". Jamás ebrio, ni siquiera en sueños, vio dormido la maravilla que aquí puede ver quien vela.)
"C'ont doit les marchéanz
Deseur toute gent honorer;
Quar el vont par terre et par mer
Et en main estrange pais
Por querre laine el vair et gris.
Les autres revont outre mer
Por avoir de pois achater,
Poivre, ou canele, ou garingal."
(Por sobre todas las gentes se debe honrar a los mercaderes; pues van por tierras y mares y a tan extrañas comarcas para obtener lanas y pieles. Otros cruzan el mar para comprar pimienta, o canela, o galanga.)

Pequeños recortes de genéros medievales: "roman", "chanson", "lais", los extraje del libro de Jacques Le Goff citado en el título de esta entrada, y así como deseé fuesen de su agrado las imágenes de Magritte que le hice llegar, anhelo guste de estos versos.
Con afecto
.
Teófila

2 comentarios:

Teofilo dijo...

Cara Teófila,
Bellos versos los que cita. Leí un resumen del libro que refiere, ya que no disponemos de una copia en nuestra biblioteca. Siempre es interesante leer libros de la actualidad económica. Hace algún tiempo tuve la oportunidad de estar en las Ferias de Champaña y el color y la algarabía no tienen parangón en ninguna otra feria de la Cristiandad.
Saludos,
Teófilo.

Teofila dijo...

Mi querido Teófilo,
Mi anhelo de agradarle con estos versos encuentra satisfacción muy grande al leer sus palabras. He dispuesto ya que le hagan llegar una copia del libro para vuestra biblioteca.
El resumen al que nos liga no es propiamente tal: es una transcripción del primer capítulo del libro de referencia, el cual consta de tres capítulos más, todos de aproximadamente igual extensión.
¡Ah, las Ferias de la Champaña! ¡Colores, algarabía, aromas y texturas sin par!
Mis cariños para usted.
Teófila.
P.D.: ¿Magritte no ha sido de su agrado? No he recibido ningún comentario suyo...