5 dic. 2005

El "Distanciamiento" en El Evangelio según Saramago

Bienaventurada Teófila,
Espero disfrute Vd tanto como yo del siguiente párrafio extraído de "El Evangelio según Jesucristo" de José Saramago. Además de sumamente entretenido, es muy ejemplificador del "distanciamiento" que intenta Saramago que tome el lector de este Evangelio.
"Jesús preguntó, Y ahora, puedo irme ya, Puedes irte, y no olvides que a partir de hoy me perteneces por la sangre, Cómo debo alejarme de ti, En principio, da igual, para mí no hay delante y detrás, pero la costumbre es retroceder haciendo reverencias, Señor, Qué pesado eres, hombre, a ver, qué te pasa ahora, El pastor del rebaño, Qué pastor, El que anda conmigo; Qué, Es un ángel o un demonio, Es alguien a quien yo conozco, Pero dime, es ángel o demonio, Ya te lo he dicho, para Dios no hay delante ni detrás, que te diviertas. La columna de humo estaba y dejó de estar, la oveja había desaparecido, sólo la sangre se percibía aún, pero procuraba esconderse en la tierra."
Tome nota también de la puntuación utilizada por el lusitano. Agradecido por su atención le saluda animosamente,
Teófilo

1 comentario:

Teofilo dijo...

Sé que es más vicio mío que esencia, pero hay partes imperdibles, verbi gratia el siguiente extracto de un diálogo entre el angel y María
"(María) preguntó, Entonces Jesús es hijo mío y del Señor, Mujer, qué falta de educación, a ver si tienes más cuidado con las jerarquías, con las precedencias, del Señor y mío tendrías que haber dicho, Del Señor y tuyo, No, del Señor y tuyo, No me confundas la cabeza, respóndeme a lo que te he preguntado, si Jesús es hijo, Hijo, lo que se dice hijo, es sólo del Señor, tú, para el caso, no pasaste de ser una madre portadora,"