8 ene. 2007

"¿Qué significan los ideales ascéticos?"

Mi querido Teófilo,
Como usted sabe, el jueguito que propuso nos ha llevado a leer o releer el tercer tratado de "La Genealogía de la Moral"de Nietzsche, titulado precisamente, "¿Qué significan los ideales ascéticos?". Le recomiendo su lectura:

"Homero no habría creado a Aquiles ni Goethe habría creado a Fausto, si el primero hubiera sido Aquiles, y el segundo, Fausto."

"Los artistas han sido en todas las épocas los ayudas de cámara de una moral, o de una filosofía, o de una religión; prescindiendo totalmente, por otro lado, del hecho de que, por desgracia han sido muy a menudo los demasiado maleables cortesanos de sus seguidores y mecenas, así como perspicaces aduladores de poderes antiguos o de poderes nuevos y ascendentes. Cuando menos, siempre tienen necesidad de una defensa protectora, de un apoyo, de una autoridad ya asentada: los artistas no se sostienen nunca de por sí, el estar solos va en contra de sus instintos más hondos."

"'Yo sufro: alguien tiene que ser culpable de esto' - así piensa toda oveja enfermiza. Pero su pastor, el sacerdote ascético, le dice. '¡Está bien, oveja mía! alguien tiene que ser culpable de esto: pero tú misma eres ese alguien, tú misma eres la única culpable de esto, -¡tú misma eres la única culpable de ti!...' Esto es bastante audaz, bastante falso: pero con ello se ha conseguido al menos una cosa, con ello la direción del resentimiento, como hemos dicho, queda cambiada."

"Un hombre fuerte y bien constituido digiere sus vivencias (incluidas las acciones, las fechorías) de igual manera que digiere sus comidas, aun cuando tenga que tragar duros bocados. Cuando "no acaba" con una vivencia, tal especie de indigestión es tan fisiológica como la otra"


Con afecto y esperando su correo.
Teófila.

1 comentario:

Teofilo dijo...

Recuerde que mi formación escolástica me impide profundizar sobre Nietszche, porque simplemente no tuve oportunidad de conocerle. Espero visitarlo pronto, si es posible quedarme unos días en Basilea de camino a Viena donde debo atender unos asuntos de índole familiar.

Sin embargo, nada me impide opinar sobre las palabras vertidas en vuesa gentil epístola. En ellas es más que evidente una moral cercana a los estoicos. Seguramente estaré diciendo algo remanido y no por eso dejará de ser un exceso de imprecisión. Mi intención es más bien como Vd. bien lo indicó, seguir el "jueguito". Dice Séneca "La filosofía está para protegernos. Nos dirá que obedezcamos al dios de buen grado, que resistamos duramente a la fortuna."

Por favor, no muestre a nadie estas líneas que más que escolásticas pueden parecer escolares.
Atento a vuesa sapiencia, lo saluda Teófilo.