25 nov. 2005

El Trigésimo Año según Giovanni Papini

Paciente Teófila,
En los prolegómenos de mi onomástico, le cito a Giovanni Papini en Historia de Cristo, que estoy leyendo a propósito de un nuevo proyecto:
"Entre tanto, en Nazaret, un Obrero ignorado estaba por atarse con sus propias manos la correa de sus zapatos para ir al Desierto (...). Se hallaba en su trigésimo año. La edad justa y destinada. Antes de los treinta el hombre no es más que un bisquejo y una aproximación; los sentimientos comunes, los amores de todos, lo dominan; no conoce bien a los hombres (...); y si no los conoce y no los sabe amar, no tiene el derecho de hablar con autoridad ni el poder de hacerse escuchar."
A su servicio siempre,
Teófilo

No hay comentarios: