7 ago. 2006

Escuchando a Cafrune

Amabilísimo Teófilo,
Más interesada en escuchar bellezas tales como "Cuando llegue el alba" mi alma se distrae y desatiende los deberes impuestos por un estudio tan mamotrético cuan inútil y aburrido.
Envíole mis afectos más empedernidos.
Suya,
Teófila.

2 comentarios:

Teofilo dijo...

Pluscuamperfecta Teófila,
Siempre fui un pobre hombrecito perdido en mis elucubraciones y descuidado de las inquietudes de quienes me rodean y quieren.
Estoy seguro que Vd. comprenderá, pero igualmente le ruego que sea condescendiente con mis enormes defectos. Yo por mi parte le prometo que a un costado del olvido
mis sueños madurarán y que cuando llegue el alba, viviré.
Saludos de siempre
Teófilo

Teofila dijo...

Mi querido Teófilo,
¡Siempre con sus graciosos, sorprendentes y curiosos epítetos!¡Pluscuamperfecta!Ha sabido sembrar mil sonrisas en mi rostro. No deje nunca a un costado su humor ni su inventiva.
Tomo nota de sus bellas promesas.
Comprensiva.
Teófila