15 may. 2006

En El Fedro funestísimas consecuencias en caso de...

Docto Teófilo,
Sobre el final de su palinodia, Sócrates le dice a Fedro:
"Tan grande son, niño, y tan divinos los dones que te ofrecerá la amistad de un enamorado. En cambio, el trato de uno que no ame, trato mezclado de prudencia mortal y que se entrega a una economía mortal, produciendo en el alma amiga una ruindad que las masas alaban como un mérito, la hará rodar nueve mil años alrededor de la tierra y debajo de la tierra, en un estado irracional."

Luego ruega a Amor:
"y si en el discurso anterior, Fedro y yo hemos dicho algo duro contra tí, culpa de ello a Lisias, padre del discurso; haz que no componga más discursos de esa clase, y vuélvele, como se ha vuelto su hemano Polemarco, a la filosofía, para que también este enamorado suyo no nade más entre dos aguas, sino que oriente simplemente su vida hacia el amor y los discursos filosóficos."

Amorosa mimosa.
Teófila.

No hay comentarios: