1 mar. 2006

Algunos minúsculos diálogos de Chamfort

Mi querido Teófilo,
¡Mire usted estos divertidos y agudos dialoguillos de Chamfort!
Un día en que nadie escuchaba a nadie en una disputa en la Academia, Monsieur de Mairan dijo:
-Señores, ¿y si habláramos sólo cuatro a la vez?

M. solía decir, a propósito de las cosas de este bajo mundo que van de mal en peor:
- He leído en alguna parte que nada es peor para los pueblos que los reinos demasiado largos.
Oigo decir que Dios es eterno. Todo está dicho.

Madame Beauzée se acostaba con un profesor de alemán. Monsieru Beauzée los sorprendió, al volver de la Academia. El alemán dijo a la señora:
- Os decía que era hora de que me vaya.
Purista hasta la médula, Monsieur Beauzée lo corrigió:
- De que me fuera, señor, de que me fuera.

Un médico rural iba a visitar a un enfermo de la aldea vecina. Para no aburrirse, llevó consigo una escopeta de caza. Se cruzó con un campesino que le preguntó a dónde iba.
- A ver un enfermo.
-¿Teméis que se os escape?

Mucho me han hecho reir, estos y otros más que luego le enviaré.
Con afecto.
Teófila.

1 comentario:

Teofilo dijo...

Este Chafort parece un antecesor de Groucho Marx, quien solía decir que nunca ingresaría en un club que lo admitiera a él como socio.
Lejano y suyo,
Teófilo.