3 mar. 2006

Algunos epigramas de Marcial

Estimadísimo amigo,
Deleito mis días con pequeños diálogos, limericks, epigramas, dichos y sentencias. Para compartir el disfrute, he aquí una brevísima selección de nuestro queridísimo poeta Marcial.
Algunos son buenos, otros son pasables,
pero los epigramas que aquí lees, Avito,
son mayormente malos.
Un libro sólo se hace así.

Él era tu amante, Paola,
y podías desmentirlo.
Ahora es tu marido,
¿cómo harás para negarlo?

Mientras podías joder
no sabías cantar.
Ahora cantas pero ya eres vieja.

Protestas y consideras, Veloz,
mis epigramas demasiado largos.
Tú nada escribes, Veloz:
son los tuyos demasiado cortos.

Nunca lees nada
y quieren que te tomen
por poeta, Mamerco.
Vale, con que sigas
no leyendo nada.

Sertorio nunca termina las cosas
aunque comienza un centenar.
Cuando jode me pregunto
si es capaz de terminar.


Quizás otro día le envíe algunos pequeños comentarios que se han formulado acerca de estos bellos juegos de palabras.
Con afecto.
Teófila.

1 comentario:

Teofilo dijo...

Cara Teófila,
Gracias por traducirme a Marcial a nuestra vulgar lengua, lo que facilita mucho mi existencia. Igualmente, me gustaría escuchar alguno de esos versos en su versión original en lengua de Virgilio, siempre teniendo la traducción claro.
Saludos formales.
Teófilo