29 dic. 2005

Juan José Saer: palabras que fluyen para escribir el agua

Paciente Teófila,
Después de mencionar a Carpentier, no pude dejar de pensar en otro libro perdido al mudarme a Salónica: "Nadie, nunca, nada", de Juan José Saer. Otra vez, imágenes que se viven. No recuerdo haber terminado ese libro, lo podías leer y releer, retomarlo desde más atrás (era muy difícil saber adonde lo habías dejado si no lo marcabas correctamente)
“La playita que se desplegaba a su izquierda, agitada por los bañistas del atardecer, no es ahora más que un recuerdo nuevo que baja a su memoria y un ruido de voces, risas y chapoteos que suena atrás y que va debilitándose a medida que el bayo amarillo trota por la orilla del agua hacia el horizonte casi anaranjado y verdoso detrás de los árboles enanos dispersos sobre la tierra amarillenta.”
Una puntuación adecuada, oraciones largas que fluyen. Prosa poética que te tiene que tomar despierto, como Neruda, que si no te duermes.
Esperando no aburrirla a Vd, la saludo.
Teófilo.

28 dic. 2005

Decalogo de las Epístolas de Leaving Salonica

Oh, Teófila,
Le envío algunos puntos que podemos destacar de nuestras epístolas

  1. Unidad Temática de cada epístola,
  2. El Título es resumen del contenido.
  3. Más Brevedad que Longitud.
  4. Más Claridad que Oscuridad.
  5. Si la epístola contradice los anteriores puntos, se preferirán dividirla en varias epístolas cortas que sí los cumplan. (Si tiene muchos temas, se separa en varias epístolas por cada uno de ellos, si el texto es muy oscuro, se separa en unidades más pequeñas, etc...)
  6. Estilo? (No he pensado qué poner aquí)
Propongo que agregue o quite lo necesario, estaría bien que nuestro decálogo tuviera 10 puntos.
Humildemente,
Teófilo

27 dic. 2005

Qué hacemos en Leaving Salónica?

Oh, Teófila,
Vd. sabe de mi absurda preocupación por el sentido de las cosas; en este caso, el de este cúmulo de información que dimos en llamar "Leaving Salónica". Esto nace a partir de epístolas reales entre nos. Decidimos publicarlas como una manera de quitar estos debates del banal circuito personal y someter los comentarios a una disciplina un poco –sólo un poco- mayor. Hundiéndome en mi memoria debo decirle que este tipo de epístolas nacen incluso más atrás, de las anotaciones de citas y conclusiones en mi cuaderno de notas. A partir de entonces olvidé el uso de este cuaderno y vuelco siempre mis anotaciones en estas epístolas que puntualmente le envío. Y si Vd. me pregunta, creo que éste es el principal sentido de Leaving Salónica: el transformar las notas personales que quedarían hundidas en oscuros cuadernos difícilmente localizables, en epístolas clasificadas, prolijas y accesibles. Con el agregado de que nos comprometemos en hacer sus formatos accesibles a otros que deseen consultarlas, o agregar las suyas propias.
Si tiene mejores ideas, por favor destruya esta epístola,

Suyo siempre,
Teófilo.

PD: al releer esta epístola veo en Leaving Salónica un sentido bibliotecario que ofende un poco las ansias de un mejor mundo de sus autores, pero no encuentro solución sobre este asunto, al menos momentáneamente.

Herman Hesse y los Psicólogos

Óptima Teófila,
La reclusión a la que la fiebre me obliga me ha dado sed de letras, por lo que ayer mismo he concluído "Viaje a Oriente" de Herman Hesse. Luego intentaré darle una referencia más completa de esta novela. Sin embargo, como Vd sabe, ambos gustamos de dejar caer las máscaras de la objetividad y encontrar en lo que leemos aquello que más nos place. En este caso, una referencia a la psicología, que entra en consonancia con el sentido crítico de hace unos días. Dice el germano Hesse:
"Es muy posible que los psicólogos tengan razón al derivar toda la actuación humana de los instintos egoístas. Sin embargo, no acabo de comprender del todo cómo un hombre que durante toda su vida sirve a una idea y renuncia a las diversiones y al bienestar y se sacrifica, actúe impulsado por el mismo resorte que mueve a otros a tratar con esclavos y con municiones y que sólo invierte sus ingresos en su bienestar particular. Presiento que si discutiera con uno de esos psicólogos saldría perdiendo y que al fin podría convencerme, ya que los psicólogos son de esa clase de hombres que siempre tienen razón. Por mi parte, pueden tenerla."
Meditabundo la enaltece,
Teófilo.

26 dic. 2005

Los Pasos Perdidos, de Alejo Carpentier

Mágica Teófila,
Comencé a leer "Viaje a Oriente" de Herman Hesse y enseguida vino a mi mente otro viaje, el del último libro que recuerdo que verdaderamente me transportara e hiciera olvidar de la realidad circundante. Lo leí hace años y perdí su rastro al abandonar mis bienes para mudarme a Salónica. A un simple deseo de mi voluntad puedo transportarme a los paisajes del singular viaje que realizara Alejo Carpentier en "Los Pasos Perdidos". Un viaje desde una cosmopolita ciudad europea a lo más profundo de la selva latinoamericana parece una nimiedad, un diario de viaje como muchos. Pero en este libro se produce una transformación en su protagonista que transporta al lector, o al menos así me sucedió a mí. Más allá de lecturas políticas e históricas que existen sobre el libro y como toda magia desaparece ante la descripción de sus efectos, mis labios se sellarán sobre este asunto al concluir esta epístola, por lo que para comprenderme deberá leer el libro Vd. misma.
Misterioso la saluda,
Teófilo.

25 dic. 2005

Jerzy Kosinski

Amable Teófila,
Cayó en mis manos el libelo "Pasos" (1969) de Jerzy Kosinski que devoré huyendo de un frío que empeora mi actual estado febril. A este polaco separado de su tierra para ir a norteamérica, lo relacionan con Céline y Kafka. Agrego yo a Bukowski, cortado con la misma tijera de los decrépitos, los exiliados y desgreñados. ¿Qué puedo decirle de su prosa sincopada? Le transcribo sólo un párrafo, para solaz suyo, de este hombre al que Dante condenaría al Segundo recinto del séptimo círculo infierno: el de los violentos contra sí mismos, los suicidas y disipadores.
Teófilo
"Si yo pudiera, por arte mágica, hablar su idioma y cambiar el color de mi piel, la forma de mi cráneo, la textura de mi cabello, me transformaría en uno de ellos. Así, expulsaría de mí la imagen de lo que había sido antaño y de lo que podía llegar a ser; ahuyentaría el temor a la ley que había aprendido, la idea de lo que significaba el fracaso, la vara que medía el éxito; desterraría el sueño de la posesión y los símbolos de la propiedad, las credenciales, los diplomas, los contratos. Este cambio no me dejaría otra alternativa que seguir vivo"

24 dic. 2005

Nuevas perspectivas en el psicoanálisis contemporáneo

Paciente Teófila,
Muchas veces hemos discutido acerca de cierto tipo de "radicalismo que se desarrolló en en el psicoanálisis oficial respecto a los deseos asesinos e incestuosos del niño" (por citar el artículo que traigo a colación, en realidad podría ser cualquier radicalismo de la psicología).
Dicho artículo firmado por Emilce Dio Bleichmar llegó a mis manos y debo decir que presté mayor atención al enfoque del artículo que a su tema o contenido (en el sentido de que la relación de psicoanálisis y feminismo escapa de alguna manera a mis intereses más urgentes). ¿Por qué el enfoque? Por que la falta de autocrítica del psicoanálisis que de alguna manera se "denuncia" en el artículo, me ha afectado personalmente y en mi visión del mundo. En este sentido, por ejemplo, la cita de Kohut que descubro en el artículo "la primacía del apoyo a la generación siguiente lo que es normal y humano, y no el conflicto intergeneracional y los deseos de atacar y destruir".
Es decir, no niega las relaciones presentadas por el psicoanálisis tradicional para defender algún tipo de ideología, sino que dándoles su valor y su existencia, apunta más bien a las "múltiples fuerzas motivacionales" para la formación de la psique. Debo decir que me apeno de pensar que estas cuestiones sean un descubrimiento para mí, que gusto de considerarse una persona informada en todos los temas.
Sin otro particular, la saludo cordialmente.
Teófilo.

23 dic. 2005

Retrato de Teófila

Teófila sin par,
Finalmente he terminado su retrato. Si es de su gusto, por favor utilice la URL que aparece en el dibujo de esta epístola, presionando suavemente la tecla derecha de su ratón para obtenerla y así poder incluirla en su Perfil,
Humildemente,
Teófilo

21 dic. 2005

Wiki

Mi muy estimado Dr. Lupus,
He visto que nuestro amigo en común no le ha transmitido mi pedido, al cual puede acceder con sólo clickear ut. supra.
De modo, y en vista de que tampoco usted lo ha advertido, le reitero mi solicitud, puesto que creo es de considerar lo interesante de contar con una glosa muy completa, un directorio de wikis y todo lo que seguramente se le ocurrirá hacer para utilidady satisfacción de todos quienes deseamos ampliar conocimientos. Ha sido su inestimable aporte sugiriendo el artículo de Nielsen, lo que me ha motivado, puesto que en tal sitio, dicen que tienen un wiki.
Atentamente.
Teófila

17 dic. 2005

Panegírico de Juan Bergua, ícono de los mercadillos de libros usados

Cara Teófila,
Le escribo estas líneas para referirle que llegó a mis manos un libro de 500 páginas en rústica, con texto doble: "El Libro de los Muertos" de los antiguos egipcios, seguido de "El Bardo Todol", el libro tibetano de los espíritus del más allá. Es curioso lo que llama la atención en esta publicación, ya que el contenido es en este caso algo tedioso. Compréndame y dispénseme, es que son 300 páginas dedicadas a detalladas instrucciones para entrar en una muerte representada por universos espirituales formales, basados en conceptos ajenos a nuestro imaginario. Pero en las otras 200 páginas, que no dejan de ser tediosas, aparece sin embargo la figura de este señor Juan Bergua, que publicaba sus libros como no podía ser de otra manera, en la editorial "Clásicos Bergua". El libro en cuestión aparece como "Traducido por primera vez al español" por este señor, la segunda parte incluso lo tradujo directamente del tibetano y en la primera se anima incluso a discutir a encumbrados descifradores de jeróglificos egipcios. El caso es que este señor también es autor de una Historia de las Religiones de 5 tomos (2500 páginas), así como 2 tomos de una mitología universal que abarca los 5 continentes. El Libro que tengo en mis manos pertenece a una colección de libros también "traducidos, prologados y anotados" por el Sr. Juan Bergua, que incluye 6 libros tales como El Ramayana hindú, el Kalevala (de la mitología lapona), Los Vedas indios, Los libros Canónicos Chinos (Confucio y Mencio), El Corán y El Avesta (Mazdeísmo). Su extenso listado incluye la traducción de los clásicos griegos y hasta se atrevió con el folckore español.
Quién fue este extraño y prolífico personaje? Aparece en mis ojos como uno de esos científicos humanistas, hijos de familias algo acomodadas, con ese liberalismo que hoy vemos tan conservador, pero que no lo salvó de marchar al exilio francés luego de la guerra civil española. Desesperado por el conocimiento, pero sobre todo por clasificarlo y encuadrarlo en una cosmovisión de una sociedad industrial, eurocentrista y cristiana. Le he creado el neologista rótulo "iluminista post-industrial", pero por favor indíqueme si ya existe algo para llamar a esta gente, ya que mis conocimientos filosóficos son algo vulgares. Por supuesto, lo que el hombre llama Historia de las Religiones, no tiene nada que ver con la materia que defendiera nuestro querido Mircea Elíade. Para el Sr. Bergua la Historia de las Religiones es sólo una colección de creencias incorrectas que fueron evolucionando hasta llegar hasta el punto máximo de avance espiritual, es decir, el cristianismo. Con decirle que en su largo preludio a "El Libro de los Muertos", lo describe como "una de las más grandes supercherías y de las más completas imposturas sacerdotales de la antigüedad": ¡destruye "su" propio libro antes de que lo leamos!. E increiblementereniega de cualquier posibilidad de universalidad o sano esoterismo -visto como conocimiento oculto bajo capas de cebolla-.
Intenté encontrar algúna referencia biográfica en la Biblioteca de Bibliotecas, pero me fue imposible por lo que mis opiniones sobre la personalidad del Sr. Juan Bergua están pobremente documentados. El hombre se abrió a la historia de las religiones por un callejón sin salida, en momentos en que otros científicos desde la psicología y la antropología abrían calles con más futuro, pero al que por medio de estas epístola gusto en otorgarle el dudoso honor de ser un ícono de los mercadillos de libros usados.
Vaya entonces este homenaje para el señor Juan Bergua, y a su amada tibetana que le enseñara el idioma, para luego volver a su mágico e irreal país y perderse para siempre.
Esperando que tan larga declaración no merme su atención en mis futuras epístolas, la saludo como Vd merece,
Teófilo.

11 dic. 2005

Lo Grotesco de la Divina Comedia del Dante

Beatísima Teófila:
Acabo de "terminar" de leer la más grande de la vasta obra de Dante, y Vd. me permitirá la licencia de las comillas. Es que una vez salido del infierno, para visitar el Purgatorio y el Paraíso, Dante me ahoga con sus intentos de describir la Belleza, la Luz, la Santidad. Mi espíritu amigo de la Siniestra Verdad no puede resistir tanta Prolija Belleza y pasó las páginas como quien estuviera urgido por utilizarlas para encender un purificador fuego.
A ver si puedo echarle un poco de luz al asunto. La Divina Comedia de Dante Alighieri, consta de 3 Cantos: el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso. El poeta florentino visita estos lugares acompañado primero por Virgilio y luego por su amada Beatriz; una obra con el lenguaje del naciente humanismo y la venganza personal de Dante hacia sus terrenales enemigos. Pero sobre todo, una obra que no resiste la reseña en este lenguaje epistolar tan nuestro, por su medieval espíritu de intentar abarcarlo todo, dejando estas pocas palabras al descubierto en su torpe irrisión. No quiero extenderme más, pero como Vd. ya adivinará fui atrapado por las imágenes grotescas del Infierno, esas que ahora nos suenan comunes, los imaginativos suplicios del infierno o la cínica y perversa tontería de los diablillos de poco monta, como la copla folcklórica argentina que rezaba graciosamente:
Un diablo se cayó al fuego
otro diablo lo sacó
y otro diablo se preguntaba
Cómo diablos se cayó?

La dejo igualmente con una cita, elegida como vívida imagen de la desolación de este libro titulado originalmente como "Comedia" a secas. La traducción que he elegido es en prosa, y no en verso tal cual la escribiera el Poeta de la gran nariz.
A sus órdenes,
Teófilo

"Me quedé para ver aquella gente, y vi algo que temería contar sin más pruebas, a no ser porque la conciencia, buena compañera del hombre, me defiende al sentirse pura. Y la verdad es que vi, y aún parece que lo veo, andar un tronco sin cabeza igual que andaban los demás del triste grupo, llevaba la cabeza cogida por los cabellos, colgando de la mano a modo de linterna; y ella nos miraba y decía:
-Ay de mí!
(Extracto de "La Divina Comedia", Infierno, Canto XXVIII)

10 dic. 2005

Los 10 errores más comunes a la hora de publicar blogs

Amigos de Leaving Salónica,
Os recomiendo leer el siguiente artículo publicado en Microsiervos, que da algunas claves a la hora de publicar bitácoras como esta.
Esperando serles útil, los saluda el jovial Doctus Lupus

9 dic. 2005

Acerca de Ogros, Bestiarios y Cayo Valerio Catulo

Paciente Teófilo,
Como sabrá, innumerables trajines me han impedido escribirle con la asiduidad deseada. Mas, para su deleite le envío dos sendas citas relacionadas con los bestiarios que poblaron nuestras infancias

"El ogro es un personaje aterrador que aparece con frecuencia en los cuentos infantiles, encarnando los miedos de los niños y estimulando su rica fantasía.No se conoce con certeza el origen de las leyendas sobre ogros, pero se cree que provienen al menos en parte de creencias nórdicas sobre seres temibles y monstruosos que se alimentaban de carne humana.El nombre del ogro llegó al castellano a través del francés *ogre*, con el mismo significado, cuando este mito adquirió fama con los cuentos de Charles Perrault. Sin embargo, *ogre* había sido usado ya en el siglo XII por el poeta y trovador Chrétien de Troyes con el significado de ‘monstruo pagano’, para adquirir su sentido actual apenas en el siglo XIV, probablemente por influjo del antiguo vocablo francés *orc*, derivado de *Orcus*, el dios latino de la Muerte. En los cuentos de Perrault, el ogro aparece en francés con el femenino *ogresse* y, en otros autores posteriores, como *ogrine*."

Supongo que nuestro querido Doctor me reprenderá por mi poca atención en estos asuntos de citar en el ciberespacio, pero este es el vínculo que figura en el boletín que he recibido http://www.elcastellano.org/libro.html

¡Malditas seais, pues, malditas tinieblas
del Orco, que devoráis toda hermosura,
y me priváis de tan lindo gorrión!
Cátulo

De un librito por ahí.

Escríbame, se lo ruego, para atemperar tantos trajines
Téofila

8 dic. 2005

Cómo encontrar textos completos en Internet?

Mis Siempre muy Doctos Amigos,
Me permito enviarles un método más para encontrar ágilmente en la Biblioteca de Bibliotecas textos de autores famosos, de otra manera esquivos. Una búsqueda por título y autor en Google puede servir para ciertas obras, pero incluso con ellas será necesario tal vez entrar en varias páginas hasta encontrar una que tiene el texto completo y no la referencia bibliográfica o comentario. El método que os recomiendo consiste en buscar por una cita textual perteneciente al libro buscado, tan sencillo como eso, escribiéndola entre comillas. Atención, que si para buscar el Quijote, escribís "En un lugar de la Mancha", tal vez la busqueda sea infructuosa, ya que miles de página utilizan esa cita sin incluir la obra completa.
Tomar el método como una clave más, no infalible (una cita puede cambiar de un traductor a otro, por ejemplo)
Quede entonces a su discreción el uso de este comentario.
Doctus Lupus, a su servicio.

6 dic. 2005

Hay que leer el Quijote?

Amada Dulcinea (Nunca mejor dicho y disculpará Vd. mi humor irreverente)
Hace algunas semanas que intercalo mis labores habituales y mis lecturas con un Don Quijote de Cervantes siempre abierto en mi escritorio. Sus cortos capítulos permiten avanzar lenta pero inexorablemente a lo largo de su trama. Sobre la pregunta de si es necesario leerlo, yo contestaría que para alguien que cree que existe algún tipo de conocimiento en las letras escritas, la respuesta es "Sí". La por algo llamada lengua de Cervantes encuentra en el Quijote la raiz de muchas de sus aventuras posteriores, por lo que leer el Quijote tiene algo de "beber en la fuente". No puedo aventurarme sin embargo a establecer la importancia de esta obra para lectores no hispanos. Por ejemplo, la universalidad de "La Divina Comedia" excede a la lengua de Dante, pero no podría afirmarlo en forma definitiva con El Quijote.
Complejamente suyo,
Teófilo.

5 dic. 2005

El "Distanciamiento" en El Evangelio según Saramago

Bienaventurada Teófila,
Espero disfrute Vd tanto como yo del siguiente párrafio extraído de "El Evangelio según Jesucristo" de José Saramago. Además de sumamente entretenido, es muy ejemplificador del "distanciamiento" que intenta Saramago que tome el lector de este Evangelio.
"Jesús preguntó, Y ahora, puedo irme ya, Puedes irte, y no olvides que a partir de hoy me perteneces por la sangre, Cómo debo alejarme de ti, En principio, da igual, para mí no hay delante y detrás, pero la costumbre es retroceder haciendo reverencias, Señor, Qué pesado eres, hombre, a ver, qué te pasa ahora, El pastor del rebaño, Qué pastor, El que anda conmigo; Qué, Es un ángel o un demonio, Es alguien a quien yo conozco, Pero dime, es ángel o demonio, Ya te lo he dicho, para Dios no hay delante ni detrás, que te diviertas. La columna de humo estaba y dejó de estar, la oveja había desaparecido, sólo la sangre se percibía aún, pero procuraba esconderse en la tierra."
Tome nota también de la puntuación utilizada por el lusitano. Agradecido por su atención le saluda animosamente,
Teófilo

4 dic. 2005

Frases Populares en la Taberna de la helvética

Graciosa Teófila,
Disfrute Vd algunas de las frases escuchadas ayer en la taberna de la helvética al compás de vinos y canciones:
"Ellos pueden decir misa como nosotros decimos rosarios" pero...
Esa "es la diferencia como entre comer y estarte mirando"
"Tu porque no estás enamorado, sino ya estarías como perro faldero"

Atento siempre a Vs. sonrisa,
Teófilo

3 dic. 2005

Frases Genealógicas

Mi paciente Teófilo,
Sea cual sea el lugar en que te encuentres, el caso es que la amistad no me permite eludir, al finalizar este año, los sagrados deberes que ella impone, por lo cual según antiguas costumbres y por propio capricho, me entregaré a algunas reflexiones accesorias, inspiradas sin embargo en la esencia del tema.

¡Quieres analizar las leyes de la naturaleza, mientras que tu
corazón, tu corazón donde ella se graba, es un enigma que no puedes develar!

Muchas veces me he preguntado si será más fácil de reconocer la profundidad del
océano que la profundidad del corazón humano.

Hombre, nadie ha sondeado el fondo de tus
abismos

Solicítole encarecidamente lea el libro de Judith, la genealogía de estas frases se remonta a él. Obten esa frase, pues. A ello te conjuro.

Animosa.
Teófila

2 dic. 2005

Crianza de animales

qué tipo de hombre se debe criar, se debe querer, como tipo más valioso, más digno de vivir, más seguro de futuro. Ese tipo más valioso ha existido ya con bastante frecuencia: pero como caso afortunado, como excepción, nunca como algo querido. Antes bien, justo él ha sido lo más temido, él fue hasta ahora
casi lo temible; -y por temor se quiso, se crió, se alcanzó el tipo
opuesto: el animal doméstico, el animal de rebaño, el animal enfermo hombre,- el cristiano...

en un pizarron en un aula

1234

Me refugio entre sus brazos, mi querido amigo. La pavura me acecha, al igual que a otros. Hoy he preguntado, he arribado al relato en una suerte de indagación. Inerme me he encontrado frente a los restos de una generación heroica. Inerme, denunciante, asombrada, inquisidora, con ojos de niña, admirada, enojada... creo verlos vivir dos veces, puedo desligarme de sus culpas traslaticias; sólo para volverlas a absorber. Fui lo que quedó, una excrecencia más.
Nuevamente, sé que sólo sus brazos calmarán mis angustias.
Eternamente.
Teófila.

1 dic. 2005

Texto Completo de "El Evangelio segun Jesucristo" de Jose Saramago

Óptima Teófila,
Sé de su interés por los textos heréticos, por lo que esto puede ser de su sumo interés. Buceando en busca del conocimiento por la Biblioteca de Alejandría , encontré una colección de documentos completamente poco recomendables en el sitio De Vampiros y Demonios. Entre ellos se encontraba un papiro en MS Word con el texto íntegro de "El Evangelio según Jesucristo" de José Saramago
El que siempre le escribe para Vs solaz,
Teófilo