9 dic. 2005

Acerca de Ogros, Bestiarios y Cayo Valerio Catulo

Paciente Teófilo,
Como sabrá, innumerables trajines me han impedido escribirle con la asiduidad deseada. Mas, para su deleite le envío dos sendas citas relacionadas con los bestiarios que poblaron nuestras infancias

"El ogro es un personaje aterrador que aparece con frecuencia en los cuentos infantiles, encarnando los miedos de los niños y estimulando su rica fantasía.No se conoce con certeza el origen de las leyendas sobre ogros, pero se cree que provienen al menos en parte de creencias nórdicas sobre seres temibles y monstruosos que se alimentaban de carne humana.El nombre del ogro llegó al castellano a través del francés *ogre*, con el mismo significado, cuando este mito adquirió fama con los cuentos de Charles Perrault. Sin embargo, *ogre* había sido usado ya en el siglo XII por el poeta y trovador Chrétien de Troyes con el significado de ‘monstruo pagano’, para adquirir su sentido actual apenas en el siglo XIV, probablemente por influjo del antiguo vocablo francés *orc*, derivado de *Orcus*, el dios latino de la Muerte. En los cuentos de Perrault, el ogro aparece en francés con el femenino *ogresse* y, en otros autores posteriores, como *ogrine*."

Supongo que nuestro querido Doctor me reprenderá por mi poca atención en estos asuntos de citar en el ciberespacio, pero este es el vínculo que figura en el boletín que he recibido http://www.elcastellano.org/libro.html

¡Malditas seais, pues, malditas tinieblas
del Orco, que devoráis toda hermosura,
y me priváis de tan lindo gorrión!
Cátulo

De un librito por ahí.

Escríbame, se lo ruego, para atemperar tantos trajines
Téofila

4 comentarios:

Teofilo dijo...

Cara Teófila,
Su insistencia en el poeta, me obligó a buscar a Cátulo en la Gran Enciclopedia, y aquí le extraigo algunas citas interesantes:
"Odi et amo. Quare id faciam? fortasse requiris / Nescio, sed fieri sentio et excrucior" (Odio y amo. ¿Cómo es posible?, preguntarás acaso. No lo sé, pero así lo siento y es mi cruz).
De la violenta pasión que despertó en Catulo tardó en recuperarse a duras penas: "Una salus haec est, hoc est tibi pervincendum. / hoc facias sive id non pote, sive pote!" (Una sola salvación hay para ti: esto debe superarse. ¡Hazlo puedas o no puedas!).
Pero la agonía se prolongó merced a los arrepentimientos de la amante, mera excusa para nuevas y fallidas reconciliaciones: "Nulli se dicit mulier mea nubere malle quam mihi, / non si se Iuppiter ipse petat. / Dicit: sed mulier cupido quod dicit amanti, / in vento et rapida scribere oportet aqua." (Con nadie más que conmigo dice mi amada que se uniría, / ni aunque Júpiter mismo se lo pidiera. / Eso dice: pero lo que dice la mujer enamorada a un amante / conviene escribirlo en el viento y en el agua rápida).
Todo esto para y por su "Lesbia" (Clodia Pulcher)
Esperando sea de su disfrute, la saludo cordial.
Teófilo

Teofilo dijo...

¡Malditas seais, pues, malditas tinieblas
del Orco, que devoráis toda hermosura,
y me priváis de tan lindo gorrión!

¡Muy bueno!

Teofila dijo...

Amigo mío,
Los misterios del azar no dejan de conmoverme. Sin embargo, esta primer impresión al leer su comentario hubo de ser suplantado a tal guisa por esta otra más adecuada: ¡maldita wikipedia!; Y, aparte, quisiera que el Dr. Lupus me brindase una glosa completa del wiki. Sé que usted sabrá hacerle llegar este humilde pedido.
Por lo demás, paso a traducir lo antedicho. Cuando manifiesto cierto enojo es debido a que al leer su primer frase seleccionada de Cátulo, enorme fue mi alegría puesto que es una de mis más mayores favoritas. Mas grande fue mi desencanto al ver que simplemente tal azar fue fruto de la wiki esa de la enciclopedia.
En mi total conocimiento de ser fiel al espíritu epistolario al cual es deseo de mi corazón rendir tributo.
Reverencio a su señoría
Teófila

Teofila dijo...

Estimadísimo Teófilo,
Apresurándome en las previsiones del caso, le solicito temperancia.
De mi preferencia, aun en su literalidad, es la traducción de la wikipedia.
No ceja mi ser en su empeño en hacerle saber que ha elegido una frase muy cara a mi sentir.
Eternamente suya.
Teófila