13 nov. 2005

El famoso tema de la prohibición y Platón.

"Mi muy querido, recién estaba recordando Alcibíades y Fedón. Creo recordar una frase, algo así como: "Las malas acciones no son malas porque están prohibidas, sino que están prohibidas porque son malas". Esto es porque nos abriría un campo de discusión enorme, que preferiría lapidar con Alessandro Baratta o mejor aún con Christie, el noruego aquel del abolicionismo penal. Por supuesto, recomiendo a usted leer el Antiedipo y tener muy presente aquella frase de la domesticación del hombre que si mal no recuerdo se halla en la "Genealogía de la Moral" de Nietzsche. El esencialismo plátonico simplemente agobia y aburre. No quisiera entrar en el splein, algo a lo que a veces creo soy muy afecta. Sepa usted que un llamado de atención suyo me llama al orden. Igualmente: hasta a Freud nos llega semejante error!!!! Como si hubiese alguna acción mala de por sí!!!
Afectuosamente suya, ya que he tocado un tema ciertamente álgido.
Teófila"

1 comentario:

Teofilo dijo...

Enhorabuena por Vueso entusiasmo en compartir pensamientos, pero ruegole encarecidamente que intente ordenarlos un poco mientras escribe sus epístolas. Incluso tal vez quiera limitar los temas nombrados en cada una dellas, salvo que Vd quiera inventar el género "filosofía onírica".
Sabrá Vd. disculpar mi excesivo celo en la redacción.